VOTO

Consideramos el “voto rogado” un obstáculo para el ejercicio del voto de las personas emigradas debido tanto a la complejidad de los trámites como a la falta de tiempo para poder llevarlos a cabo. Proponemos trabajar tanto con el Consulado como con el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) para conseguir las siguientes medidas:

  • Trabajar en la mejora del sistema que permita un voto efectivo, seguro, secreto, auditable y fiable.
  • Mejorar las vías de comunicación para ayudar de manera efectiva a quienes tengan problemas burocráticos para votar.
  • Recibir automáticamente las papeletas de voto en las elecciones autonómicas y generales, eliminando el voto rogado.
  • Ampliar los plazos de participación en todas las elecciones.
  • Crear una circunscripción exterior con representación tanto en el Congreso como en el Senado.